02.06.2017 |

Camino al Verdún

Estudiantes de la UM estuvieron en el Cerro del Verdún el domingo 28 de mayo

La invitación apareció en las carteleras de la universidad y llegó por mail. Poco texto y una gran imagen: la Virgen del Verdún sobre las sierras de Minas. El domingo 28 de mayo, personal y alumnos de distintas carreras de la UM —Negocios Internacionales, Dirección y Administración de Empresas, Contador Público, Comunicación, Humanidades y Magisterio Bilingüe— llegaron a la universidad para subir al ómnibus que los llevaría al Cerro del Verdún. Además de los pasajeros, viajó una guitarra que sonó a la ida y a la vuelta. Junto a ella, las voces de varios estudiantes.

Después de 120 km., llegaron al cerro. Subieron en grupos, algunos rezando el Rosario. La lluvia estuvo presente desde el principio hasta el fin, pero no fue excusa. En el trayecto, se ven las imágenes del Via Crucis, que recuerdan la Pasión y el camino de Jesús al Calvario. Casi en la cima, una figura de Cristo crucificado. Al levantar la vista en los distintos puntos del recorrido, aparece la imagen de principios del siglo XX: la Virgen María, el mundo a sus pies.

Al llegar arriba, el capellán de la UM celebró una Misa dentro de la capilla. Luego bajaron y almorzaron. El siguiente destino fue la fábrica de alfajores artesanales Villa Serrana, donde una de las fundadoras les mostró el proceso.

Juan Martín Coronel cursa el primer semestre de Contador Público. Nunca había ido a Minas. “Quería conocer y me copó la idea”, dijo. Contó que no fue fácil subir con la lluvia: “Casi pegamos un resbalón y nos vamos para abajo”. A pesar de eso, le gustó mucho y lo recomienda “totalmente”.

Belén Volpi estudia Negocios Internacionales. Ha ido varias veces al Verdún y cada vez que va, pide por distintas intenciones, entre ellas, los parciales y exámenes. Romina Rosello, alumna de Magisterio Bilingüe, destacó la “actitud positiva” de todos a pesar del clima y contó que la experiencia la ayudó a acercarse a la fe.