14.12.2017 |

Moda UM: muestra de la colección primavera-verano 2018

Alumnas de la Tecnicatura en Gestión de Moda y Tendencias de la UM presentaron sus colecciones de fin de curso en el Centro de Formación Profesional Del Plata

La Tecnicatura en Gestión de Moda y Tendencias de la UM prepara a los estudiantes para gestionar eficazmente estrategias que involucran el aspecto material, empresarial, estético y social de la moda. Con base en esta formación integral, cinco alumnas que están por finalizar la carrera técnica presentaron sus colecciones de fin de curso tras aplicar varias disciplinas abordadas en las materias Diseño y Modelaje Industrial, dictadas por la docente Mercedes Oyenard.

“La idea de este semestre fue hacer un trabajo en el que tuvieran que encargarse de casi todo el proceso ellas mismas. Tuvieron que crear y desarrollar una marca, ponerle un nombre, hacer un logotipo, isotipo y etiqueta. Luego, debieron crear una colección que siguiera los lineamientos de la marca”, explicó la profesora. De cada colección, con aproximadamente 30 diseños, fueron seleccionados 10 para confeccionar. “Ellas se encargaron de una mitad y la otra se mandó a confeccionar a talleres para que aprendieran a delegar y hacer fichas técnicas. Porque para mandarlo a hacer primero también tenés que saber hacerlo”, añadió.

El trabajo continuó con una selección de modelos y locaciones para realizar una producción de fotos con todas las prendas. Finalmente, las alumnas presentaron su marca y la colección a través de un stand que debía transmitir lo trabajado durante el semestre. “Para ellas fue un desafío, porque la propuesta fue bastante exigente teniendo en cuenta el tiempo que disponían para llevarla a cabo. El resultado fue muy bueno, me sorprendieron. Se nota que trabajaron mucho y que valió la pena el esfuerzo que realizaron durante todos estos meses”, dijo Oyenard.

La marca de Magdalena Curone se llama Orión, como la constelación: “Opté por este nombre porque la mujer Orión es llamativa e ilumina con su encanto”. Respecto al nombre de la colección, Noctilucas, Curone dijo que pretendió transmitir la unión de mujeres que, con su buena actitud, iluminan tanto en el día como en la noche y que están acompañadas en todo momento, unidas por la alegría. “Intervine las telas, las pinté, porque mi objetivo es dedicarme al rubro de la vestimenta femenina implementando lo artesanal. Esta idea surgió porque el arte, principalmente la pintura, es mi pasión, es un hobby que disfruto hace seis años”, explicó la alumna.

Sofía Lindholm se inspiró en Mykonos, por eso su colección se llama Chora, como la capital de la isla, y predomina el color blanco característico de la arquitectura del lugar. “La colección muestra un verano alegre y colorido. Las prendas tratan de resaltar juventud, pero también elegancia y, sobre todo, originalidad. Cada conjunto tiene su detalle distintivo, con accesorios desmontables y reversibles que le dan a la prenda una mayor posibilidad de uso. Además, la colección busca generar un impacto positivo en la sociedad, cuidando el medio ambiente, por eso estampé las prendas de forma natural, a través de la técnica Ecoprint”, dijo Lindholm.

La colección de Sofía Martínez se llama Caballo de Troya: “Me inspiré en la película Troya dirigida por Wolfgang Petersen, principalmente en las armaduras y vestimenta de la Antigua Grecia. A su vez, los diseños llevan el nombre de los dioses de la época”.

Agustina Mackinnon es la creadora de la marca “McK”, formada por tres sub marcas, una de ellas, “Mck Lirios”, es la que presentó como colección final del curso. “Busca transmitir la esencia más profunda de la mujer, la delicadeza, el gusto por la belleza de las cosas, el estar siempre bien. Representa a mujeres seguras, que se conocen a sí mismas y que saben lo que quieren”, indicó Mackinnon.

Lucía Irureta se inspiró en la paleta de colores de los arrecifes de coral para diseñar la colección “Coralino”, bajo la marca Freya. “Los corales forman grandes colonias, y no se mueven del lugar en el que están. La idea era transmitir esa belleza que tienen, cómo resaltan, sobresalen, aunque estén en una misma situación toda la vida. Así como los corales, nuestras prendas son únicas, y buscan resaltar la belleza de las personas. Hacerlas sentirse bien, incluso en los momentos más monótonos de su vida”, afirmó Irureta.