05.07.2018 |

Jóvenes profesionales de 14 países de América Latina se capacitaron en la UM

Participaron de la semana presencial del Diploma en Comunicación Política, coorganizado por la Facultad de Comunicación de la UM y la Fundación Konrad Adenauer

Estudiantes de 14 países de América Latina participaron de siete días de clases en la Universidad de Montevideo (UM) con profesores uruguayos y extranjeros. Esta jornada fue la instancia presencial que estuvo precedida por varias semanas de estudio. Para finalizar la capacitación, tendrán un módulo virtual de un mes de duración. El Diploma en Comunicación Política es organizado por la Facultad de Comunicación (FCOM) de la UM con el apoyo de la fundación alemana Konrad Adenauer, que financió los estudios de los 28 participantes. 

La diplomatura tiene como objetivo analizar el perfil de los actores, los procesos y las estrategias involucradas en la comunicación política, desde los gobiernos hasta las estrategias electorales de los partidos políticos. “Constatamos que hay mucha necesidad de seguir formando líderes políticos. El diploma apostó a personas jóvenes que se están iniciando en la actividad política y todos demostraron interés en seguir formándose en esta línea para cumplir con el desafío de su vocación por el servicio público y político”, destacó la directora de la diplomatura, la Mg. Patricia Schroeder.

La política es un fenómeno multifacético que involucra una búsqueda de poder e influencia. Es también un proceso de toma de decisiones que determina la división de los bienes de la sociedad, establece leyes, derechos y prohibiciones. En todos estos procesos, la comunicación es un factor fundamental. Por su propia naturaleza, la política sin comunicación es impensable. Es por eso que este programa hace foco en la importancia que tiene generar consensos que legitimen el apoyo conseguido a través del voto, la comunicación de organizaciones civiles o los nuevos ámbitos de debate público en redes sociales y el papel que ocupan los medios de comunicación en estos procesos.

El grupo de estudiantes está conformado por graduados en comunicación, ciencias políticas, relaciones internacionales, consultores y profesionales vinculados a organizaciones de la sociedad civil. “Es una experiencia muy buena porque el grupo se conformó con personas de profesiones variadas. Hablando con los compañeros me di cuenta que los latinoamericanos adolecemos de los mismos problemas, en mayor o menor grado”, comentó Lilian Quiñonez (Paraguay), alumna del diploma. Por su parte, Euclides Marmolejos (República Dominicana), afirmó: “No sería lo mismo si todos fuéramos del mismo país, la diversidad de jóvenes que participan en el programa enriquece la calidad del curso”.

El cuerpo docente lo integran profesionales con trayectoria en el ámbito político y de la comunicación: Belén Amadeo (Comunicación política y opinión pública), Elisa Lieber (Estrategias audiovisuales de campaña), Roberto Starke (Relaciones entre los públicos), Luciano Elizalde (Comunicación de crisis), Patricia Schroeder (Media training), Lucía Baldomir (Media training), Florencia Traibel (Media training), Mario Riorda (Comunicación de gobierno), Juan Pablo Cannata (Gestión del discurso público), Carina Novarese (Estrategias en redes sociales), Mariana Pomies (América Latina: política, cultura y sociedad) y Daniel Supervielle (Nuevos medios y sociedad).

“El cuerpo docente es muy calificado, me ayudó a reforzar mis conocimientos para informar a mis clientes sobre la situación de los países de Latinoamérica, y el contacto con los compañeros del grupo, de diversas partes del continente, me ayudó a moldear mi cosmovisión”, destacó Marco Silva Bastos (Brasil). María Abella (Uruguay), agregó: “Me gustó mucho la selección de los temas y la calidad docente. Nos han aportado una visión súper innovadora y un bagaje práctico, que es lo que necesitamos. La comunicación es uno de los principales insumos de la política y en Uruguay está poco profesionalizado, en general. La comunicación política no son solo las campañas, la comunicación de gobierno también importa”.