09.11.2017 |

“Gracias por contribuir a la mejora de la formación docente”

Carmen Albana Sanz y Virginia Espejo, profesoras de la Especialización en Liderazgo, gestión e innovación educativa, recibieron el premio “Mejor Docente del año de Catalunya” por sus trabajos en educación emocional

Carmen Albana Sanz y Virginia Espejo son profesoras de profesores que buscan cambiar la educación del país. Ambas dan clases en la Especialización en Liderazgo, gestión e innovación educativa, que tiene lugar en la Universidad de Montevideo (UM) y a la que asisten 30 directivos de centros educativos de Uruguay, con el apoyo económico de ReachingU. Desde el 19 de octubre, tiene otra cosa en común: recibieron ese día el premio “Mejor Docente del año de Catalunya” por sus trabajos en educación emocional.

Albana Sanz es uruguaya-catalana. Vive y trabaja en España desde hace 15 años. Es profesora del módulo “Educación emocional”, que actualmente se desarrolla de forma virtual y tendrá una instancia presencial en 2018. Luego del reconocimiento por parte del gobierno de Cataluña, la docente compartió las siguientes palabras sobre la importancia de la formación emocional en los estudiantes:

Sin lugar a dudas vivimos tiempos muy difíciles a nivel social y educativo sin entrar a nombrar otros temas que hoy están en auge. 

La implementación de programas de Educación Emocional es fundamental como medida preventiva ante determinadas conductas que, muchas veces, no puede dar respuesta la educación formal (violencia, cyber bulling, conductas desadaptativas, vejaciones grabadas con el móvil y después colgadas en la red, entre otras). La falta de empatía es tan grande que a veces no se le da valor a la vida misma como tal... y estar vivos es maravilloso. Recordad que un niño emocionalmente estable está preparado para aprender.

Este premio que hoy recibimos da cuenta de la importancia de realizar intercambios de experiencias, donde todos podemos convertirnos en agentes de cambio social. Interiorizar y proyectar la importancia que tiene la Educación Emocional es clave en el mundo tal cual lo vivimos hoy, un mundo en el que, gracias a la tecnología, nos acercamos un poco más.

Apostar, como vosotros habéis hecho, en incluir la educación emocional en vuestro programa académico es el inicio de un paso innovador en educación, que si se realiza de forma sistemática, estructurada, evaluada e incluida dentro del horario escolar de nuestros niños y niñas, tendrá unos resultados positivos en nuestra sociedad. Esto que os digo lo avalan múltiples investigaciones a nivel mundial. Uruguay lo necesita, y es preciso que se formen profesionales que den cuenta de la misma. Os animo a que sigáis en esta línea.

Gracias Lidia Barboza por confiar en este proyecto y por poner tu mirada y analizar el impacto de educar que tienen las emociones para poder gestionarlas adecuadamente. Gracias a la Universidad de Montevideo, a sus autoridades, por tener una visión profunda de la educación y por contribuir en la mejora de la formación docente. Gracias a la  Fundación ReachingU por apostar en que sí es posible una educación de calidad para mejorar nuestra sociedad, y poder entender que solo a través de la formación integral de un director o directora es posible proyectar lo que se tiene, porque nadie da lo que no tiene.

Un saludo y a seguir apostando, a seguir siendo sal y luz de este mundo, que entre todos se puede construir una sociedad mejor...

Carmen  Albana Sanz