15.05.2017 |

"La moda habla de nosotros"

Cristina Morozzi, directora del Instituto Marangoni de Milán, habló en la UM sobre el espíritu creativo

Cristina Morozzi, directora del Insituto Marangoni, enfocado a la moda, el arte y el diseño, y con sede en Milán, habló frente a un numeroso público en la sede de Maestrías y Postgrados de la UM.

El rector de la UM, Juan Manuel Gutiérrez, dio inicio al encuentro organizado por el Centro de Formación Terciaria en Servicios e Innovación de la UM. Durante la exposición, Marangoni mostró la relación de la moda con el arte a través de ejemplos visuales.

La experta llegó a Uruguay después de pasar por otros países de Latinoamérica. Su siguiente destino es Paraguay. En la siguiente entrevista, habló sobre distintos aspectos de la moda:

La UM ofrece desde el año pasado la carrera “Gestión de Moda y Tendencias”. Como Directora de una escuela de moda, arte y diseño de Milán, ¿hacia dónde le parece que tiene que tender la educación en moda y tendencias?

En la educación, y en la de moda también, siempre hay que empezar desde la cultura del tema: la historia de la moda desde el comienzo, el proceso del pasado al presente. También es importante estudiar la moda contemporánea, pero con un sentido histórico: el backstage, qué inspiró un diseño o tendencia, la personalidad del diseñador, las exposiciones más importantes de cada estilo.

Como ejemplo, el Museo Metropolitano de Nueva York hace cada año una presentación impresionante sobre un tema, artista o diseñador. Considero que la mejor exposición es la de ese museo, en donde hay un muy buen curador de la sección de moda y una colección permanente muy buena. La exhibición es muy importante: tener las mejores piezas, una buena coreografía. También permite apreciar la manufactura, las telas.  

Además de eso, hay que estudiar Antropología y Sociología. Antropología para entender cómo la moda está conectada con las personas. También para ver las diferencias entre distintas culturas y evaluar si puede existir la mezcla de tendencias. La Sociología es necesaria porque para dedicarse a la moda hay saber qué pasa alrededor tuyo, cómo es la sociedad, y estudiar así la relación entre la forma de vida y la forma de vestirse. Es muy importante sugerir mirar el estilo de la calle. Mirando alrededor se puede tener información sobre colores, formas, estilos. Después de mirar, es necesario también desde la educación recomendar cómo deberían ser algunas cosas. Hoy también los cambios en moda son rápidos no solo en la ropa cara, sino también en la más barata: con poco dinero se puede estar al día.

Además de la tecnicatura en moda, la UM ofrece la Licenciatura en Comunicación y hay estudiantes que eligen combinar estás dos carreras. Como periodista y después de haber dirigido la revista de diseño “Modo” por nueve años, ¿cómo considera que debe ser el nexo entre esas dos áreas?

Es necesario comunicar lo que se hace. Luego, hay que decidir de qué forma. La comunicación ha cambiado y seguirá haciéndolo. En mi opinión, es importante mezclar las diferentes vías de comunicación. No creo que Internet haya matado a las revistas impresas: van juntas, en paralelo. Mirar una impresión de un diseño de moda de un buen fotógrafo, bien impresa, con los colores correctos, produce un placer mayor que el de una pantalla. Por otro lado, la tecnología tiene muchos beneficios, por ejemplo, permite mirar un desfile en el mismo momento en que se hace. Se complementan: mirar a través de una pantalla tiene un fin informativo; las imágenes impresas, uno más emotivo.

En este viaje ha pasado por algunos países de Sudamérica, ¿qué opina de la moda en la región?

Creo que el camino que debe emprender Sudamérica es salir al exterior. Estuve en Cartagena, Colombia, les pregunté a algunas marcas dónde iban a distribuir y me dijeron que sólo en el país. Así, es muy difícil crecer. El camino para mejorar esto debería ser exportar.

¿De qué forma le parece que la moda contribuye a la sociedad?

La moda es importante porque la forma en que vestimos habla a los demás de nosotros. La forma en que vestimos está ligada a nuestra personalidad. Por esa razón, la moda da la temperatura de la sociedad. Y cuando uno estudia moda, puede darse cuenta de cuáles son los cambios por los que la sociedad está pasando.