24.04.2017 |

FDER destacó en Viena

Cinco alumnos de Derecho participaron de un certamen internacional de arbitraje. Empataron en el tercer lugar con la Universidad de Columbia, entre 340 universidades de todo el mundo

Por séptimo año consecutivo, un equipo de estudiantes de la Facultad de Derecho (FDER) de la Universidad de Montevideo (UM) participó en un certamen de Arbitraje Internacional en Viena. Este año, los alumnos de la UM llegaron a semifinales, por lo que empataron en el tercer puesto con la Universidad de Columbia, entre 340 universidades.

Luego de una larga preparación, Elina Arocena, Pilar Álvarez, José Nicola, Thomas Biscomb y Mateo Verdías viajaron a la capital de Austria para participar en la Willem C. Vis International Commercial Arbitration Moot, más conocida como la Vis. La coach principal fue la profesora Mercedes Jiménez de Aréchaga, junto a Juan Manuel Rey, Mateo Noseda, Carlos Brandes, Ma. Paz Lestido, Ma. Emilia Cadenas y Santiago Dutra.

La profesora Jiménez de Aréchaga explicó que este tipo de competencia ayuda a los alumnos a desarrollar habilidades jurídicas que les permiten luego trabajar en Uruguay o cualquier país. Después de competencias pasadas, algunos de los estudiantes han trabajado en Londres, Paris, Frankfurt, Nueva York, Washington D.C., Shangai, Santiago de Chile y otras ciudades.

“No solo les abre puertas a nuestros egresados, sino que el nombre de la UM es sinónimo de prestigio en arbitraje internacional. Es la única universidad latinoamericana que clasificó en seis de siete oportunidades y llegó a una final, a una semifinal y a octavos; entre otras cosas. Es un logro increíble si pensamos que compiten contra Harvard, Columbia, Ottawa, etc., es decir, contra las mejores escuelas de Derecho del mundo”.

Además del logro grupal, la alumna Pilar Álvarez ganó una mención como oradora en la competencia. En la siguiente entrevista, habla sobre su experiencia en este gran encuentro del arbitraje internacional:

¿Por qué decidiste participar de la competencia?

Decidí participar en la competencia porque ofrece una oportunidad única para entrar en contacto con estudiantes de derecho, profesores y profesionales de todas partes del mundo en un ambiente de intercambio académico y cultural único.

¿Cómo fue la experiencia como oradora y de competir con universidades de todo el mundo?

Ser oradora en la Vis es un desafío constante, desde el primer día. Implica varias cosas: mucho estudio y compromiso, pero también trabajar la seguridad y soltura que se necesitan para poder manejar los “partidos” (simulacros de audiencia), que siempre son impredecibles. Lo importante es tener tanto los conocimientos como la habilidad para poder adaptarse a la situación que se presente, a medida que se va desenvolviendo.

Igualmente, es importante destacar que atrás de los oradores hay todo un equipo trabajando para tratar de reducir el margen de sorpresa que pueda haber al mínimo. Como uruguayos, a veces tenemos la tentación de “pallar”, para evitar esto, entre todos tratamos de anticipar preguntas y pensar respuestas de antemano, así como de ensayar formas de plantear y explicar los argumentos para que sean más convincentes, pero aun así queda un factor de aleatoriedad que es difícil de manejar.

Teniendo en cuenta que la competencia es en inglés y que todos los que competimos ya estamos trabajando, es un orgullo enorme que a fuerza de mucho esfuerzo, trabajo en equipo y apoyo, podamos haber llegado tan lejos. Al final, quedamos entre las mejores cuatro de más de 340 universidades, perdimos contra los campeones y ¡dimos un partidazo! 

Llegar a este lugar implica una preparación no solamente específica para el certamen sino de los años de carrera previos, en este sentido, ¿qué herramientas te parece que te dio la FDER en este tiempo de estudio de la carrera y cómo fue la preparación durante estos meses para la competencia? 

Pienso que en la FDER, desde el principio de la carrera, se trata de comunicar la idea de que el ejercicio del Derecho no es uno sólo, sino que hay muchas opciones, entre las cuales se encuentra el arbitraje. Desde temprano en la carrera tenemos Inglés Jurídico y materias relacionadas a la resolución de alternativa de disputas y el arbitraje.

Sin embargo, la competencia requiere una formación muy intensa y específica en arbitraje y en compraventa internacional, por lo que más allá del panorama general que se adquiere en el transcurso de la carrera, la preparación tendiente a la competencia en sí misma es de suma importancia. En febrero comenzamos la preparación de la parte oral junto a los coaches. Luego, recibimos a una coach de EEUU, que nos orientó con la presentación de argumentos. También nos visitó la profesora Petra Butler, especialista en compraventa internacional de mercaderías. Fueron unos meses de muchísimo trabajo y dedicación, ¡que al final dieron sus frutos!