20.05.2015 |

Estudiante de Traducción gana concurso internacional sobre Localización

Paula Chiarino, estudiante de segundo año de Traducción, ganó el concurso organizado por la organización internacional de localización IGDA LocSIG.

Se denomina “Localización” a la adaptación de un producto, una aplicación o cualquier componente de un equipo, a las exigencias lingüísticas y culturales de un mercado distinto del que le dio origen. 

Esta actividad, nacida de la traducción, puede requerir hasta el cambio de nombres de los productos o de sus marcas para evitar asociaciones desafortunadas o con doble sentido, peligrosas o malsonantes en el idioma de destino. La Localización requiere de conocimientos y técnicas informáticas, un manejo cabal de los cuadros de diálogo de las pantallas, alteraciones de las longitudes de los campos (expresión de la fecha, la hora, los formatos monetarios, el uso de colores, etcétera). Todo puede (o debe) ser adaptado o modificado para su mejor comprensión. Esto incluye, además, cualquier cambio en los contenidos que precisen ajustarse a normas y convenciones culturales, nacionales o regionales. 

Paula Chiarino participó en febrero de un Taller de Localización, organizado en la UM por otra alumna de la carrera, Mariana Steffen. Los estudios de la carrera de Traducción en la UM pretenden incorporar saberes y conocimientos que les permitan desarrollar a los jóvenes una pluralidad de criterios de índole cultural, lingüística y tecnológica que confluyan al momento de traducir. La UM integra no solo competencias del saber, sino también del saber hacer. Resulta una carrera interesante, que incorpora la moderna tecnología de este siglo, que satisface las necesidades de un mercado pujante y cambiante, al tiempo que resulta una actividad académica contemporánea, dinámica, entretenida, apasionante para la juventud uruguaya que maneja ambos idiomas: el inglés y el español.

Consultada acerca su participación en el concurso, Paula Chiarino dijo lo siguiente: “Agradezco la oportunidad que me dio la UM de participar de un concurso con alcance internacional que me permitió explorar una rama de la Traducción que no tenía en mente y que, en los últimos años, ha ido creciendo mucho”.