12.10.2017 |

Graduación 2017: 330 profesionales recibieron su título

La Universidad de Montevideo celebró la Graduación 2017 en el Auditorio Nacional del SODRE

En la sala "Eduardo Fabini" del Auditorio Nacional del SODRE "Dra. Adela Reta", 330 profesionales de las carreras de grado y posgrado recibieron su título ante familiares y amigos que colmaron el lugar con sus aplausos.

Ayer, 11 de octubre, cada facultad fue representada por un orador que dio un breve discurso en homenaje a sus compañeros, profesores y personal de la UM, que formaron parte de sus experiencias como universitarios.

La Licenciada Sofía Montero, graduada de la Facultad de Comunicación (FCOM), destacó la formación humanística de la carrera que, junto a la técnica, los preparó para un camino de mucho trabajo en servicio a los demás, dándoles la oportunidad de construir la sociedad en que quieren vivir. “En comunicación no hay posibilidades de ejercer exclusivamente en beneficio propio”, indicó.

Para la FCOM fue un día muy especial, ya que se graduó la primera generación del Máster en Dirección de Comunicación. Lucía Cabanas representó a sus colegas con un discurso que destacó el poder que tiene la comunicación para transformar empresas, organizaciones y personas, ejercitando la empatía en cada relación para lograr un impacto positivo. “Conectar con los públicos es conectar con lo que los mueve, con lo que los impulsa. Y actuar en consecuencia”, dijo la magíster.

La Maestra Estefanía Cestau, en representación de la Facultad de Humanidades y Educación, reflexionó sobre la importancia de la educación para el desarrollo pleno del ser humano. Agradeció las becas que brinda la Universidad, como la de Educadores para el Cambio, y recordó la responsabilidad que tienen los docentes en dar el ejemplo. “Todo lo que hacemos tiene como base el deseo de querer ayudar, siempre desde el respeto y el amor, al alumno que tenemos en frente”, explicó.

El Ingeniero Ignacio Maronna, además de dedicarle unas palabras a sus compañeros de la Facultad de Ingeniería y a sus familiares, se dirigió especialmente a los profesores: “Nos brindaron una educación de primera y nos enseñaron con su ejemplo. Recordamos la pasión y dedicación con la que nos enseñaron, la disposición a responder preguntas, el valor de un trabajo bien hecho y de apuntar bien alto”.

El Contador Alejo Scandroglio, de la Facultad de Ciencias Empresariales y Economía, habló sobre la responsabilidad de ser un profesional: “Es muy importante vivir la vida siendo una persona íntegra, y no abandonar este comportamiento a pesar de la presión que genere el entorno”.

Las egresadas de la Facultad de Derecho (FDER), Carolina Rocha y María del Pilar Álvarez, subieron juntas al atril para hablar de sus vivencias como estudiantes de abogacía y notariado. Agradecieron a las bedelías de FDER y a sus profesores por ayudarlas a abandonar “la escuela del me-aprendo-todo-de-memoria-y-salvo”, y por aceptar el desafío de enseñarles a pensar.

El Dr. Nicolás Galli, graduado del Centro de Ciencias Biomédicas, también hizo hincapié en el compromiso del servicio de calidad, sobre todo cuando se trata de la salud de otras personas. “Nos formamos para proteger la vida. Nuestros conocimientos son las armas para luchar por una sociedad más justa, equitativa y sana”, afirmó.

La magíster Victoria Vidal representó a la Unidad de Maestrías y Postgrados de Economía, Finanzas y Contabilidad (UMPE). Exhortó a los presentes a continuar estudiando y creciendo en conocimiento, porque “el conocimiento nadie te lo puede quitar. Aprender nos abre la mente y el corazón, nos hace libres y prepara para la vida”.

Larissa Bértola destacó, en nombre de los graduados de los programas de Máster en Derecho, los valores morales y éticos con los que fueron formados para llevar a cabo su trabajo con responsabilidad y de forma exitosa. “En el siglo de la integración de los saberes y del avance sin pausa de los conocimientos, ya no es posible realizar un estudio de la realidad que no se sustente en la investigación, y que deje de lado las herramientas tecnológicas. Todo esto nos ha proporcionado la Universidad a través de su cuerpo docente”, concluyó.

Finalizada la entrega de birretes y títulos, el Dr. Juan Manuel Gutiérrez Carrau, rector de la Universidad, brindó un discurso que instó a los graduados a servir y reaccionar de inmediato ante las emergencias y necesidades del país. “Cuando escuchen la sirena de una ambulancia, u otras sirenas o señales de la vida, que indican que hay alguien sufriendo o pasando necesidad, sean capaces de reaccionar de inmediato, pensando unos segundos en lo afortunados que son, y sean capaces de escribir una redacción o composición con sus vidas, con su ejemplo, con su generosidad, haciendo algo concreto en beneficio del prójimo, en servicio de los demás”, alentó el rector. Además, invitó a los presentes a continuar profesionalizándose con vocación de servicio, y a seguir conectando con la labor de la UM a través de la red ALUMNI UM para egresados. (ver discurso completo AQUÍ). 

Al finalizar la ceremonia, el coro dirigido por el Mtro. Martín Bergengruen interpretó el Himno de la Universidad de Montevideo con música del Prof. Juan Flaquer y letra del Prof. Giacomo Garulli.