05.10.2017 |

“Hay cambios que hacen la diferencia”

En el marco de la V Semana C4D, hablamos con Inés Besada, encargada de comunicación de la Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular y ex alumna de la FCOM. El 4 de octubre expuso sobre “Marketing social y salud: el desafío de influenciar cambios de conducta”

Inés Besada pertenece a la generación 2005 de la Facultad de Comunicación (FCOM) de la Universidad de Montevideo. Eligió la profesión atraída por su dimensión creativa, como puente que facilita la obtención de la información y la solución de problemas. Ya en el segundo año de la carrera comenzó a trabajar, lo que le permitió experimentar diferentes áreas y descubrir en cuál se quería desarrollar. “Empecé trabajando en marketing digital, cuando era algo muy novedoso. Me encantó la inmediatez, el potencial social, explorar nuevas herramientas y la capacidad de medición”, contó Besada.

En 2010 se le presentó un nuevo desafío. Luego de varios años como voluntaria en el Liceo Jubilar Juan Pablo II, el director Pbro. Gonzalo Aemilius le ofreció ser la encargada de comunicación de la institución. Para Inés fue una experiencia gratificante y de gran aprendizaje, de conocer una realidad diferente a la suya y ayudar desde la comunicación. “Me encantó trabajar en una institución tan ejemplar, vanguardista y en pleno auge. El Liceo Jubilar se puso en la agenda pública debido a los buenos resultados académicos en un contexto crítico. Ahí comencé a aprender sobre la gestión de prensa”, explicó Besada.

Actualmente es la Encargada de Comunicación de la Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular. En la siguiente entrevista habla sobre su trabajo y la especialización en Marketing Social que realizó en Emerson College (Boston) en 2015.

¿Cómo llegaste a ser la Encargada de Comunicación de la Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular?

En 2012 se generó una vacante y entré con mucha expectativa y desconocimento. El puesto de comunicación recién se había creado, por lo tanto, estaba todo por hacerse. La imagen visual y la comunicación corporativa fueron factores muy importantes al comienzo.

¿Qué te motivó a especializarte en Marketing Social?

La Comisión Cardiovascular es una institución que trabaja para la prevención de las enfermedades cardiovasculares -primera causa de muerte en Uruguay- promocionando la salud desde varias áreas. Su cara más visible es la Semana del Corazón.

Con el paso del tiempo y, al ir conociendo la institución en profundidad, sentí que necesitaba más herramientas para trabajar la comunicación desde la salud. Al descubrir el Marketing Social, que asegún Bill Smith es el “proceso para influenciar las conductas humanas a gran escala, utilizando los principios del marketing para lograr un beneficio social en vez de una ganancia comercial”, vi que era lo que necesitaba.

Gracias al apoyo de la Comisión Cardiovascular en el 2015 fui a estudiar al Instituto de Verano de Emerson College en Boston. Allí conocí dos profesores excelentes. Fue tan bueno el vínculo que se generó que, un año más tarde, la profesora vino a Uruguay para brindar un curso sobre Marketing Social conmigo y con un equipo en el Hospital Británico. Recientemente, nos han invitado a ser “partners” del mismo curso que ahora se brinda en Tufts University School of Medicine. Esto quiere decir que todos los estudiantes del curso en Estados Unidos van a trabajar sobre la problemática de la salud cardiovascular en Uruguay.

Como encargada de comunicación de la Comisión Honoraria de Salud Cardiovascular, ¿cuáles son tus principales desafíos?

El fin de mi trabajo es que los uruguayos cambien sus hábitos y se cuiden más para no enfermarse del corazón, por lo tanto, es un desafío enorme y una tarea difícil de abarcar. El interés común implica lo social, político y económico. Está demostrado que cada dólar que se invierte en prevención supone un ahorro de hasta 10 dólares en gastos futuros en salud.

Tengo el privilegio de trabajar con un excelente equipo de médicos, deportólogos y nutricionistas de quienes aprendo mucho. Al mismo tiempo, ellos respetan la profesión del Licenciado en Comunicación y entienden lo necesario que es ese puente que hacemos los comunicadores entre los conceptos y la población. El trabajo en equipo y el buen liderazgo son clave para el desarrollo.

¿Qué es lo que más disfrutás de tu trabajo?

Mi trabajo es muy dinámico y variado, va desde la gestión de la comunicación corporativa, gestión de prensa, creación de campañas de comunicación y materiales audiovisuales, hasta el desarrollo de eventos académicos y dictar cursos.

Ahora que acaba de finalizar la Semana del Corazón me encanta ver cómo desde las más variadas instituciones y puntos del país se movilizaron y se sumaron a la campaña nacional con nuestro lema “Hay cambios que hacen la diferencia”. Cuando logramos incentivar cambios de conducta, siento que vamos por el buen camino.

¿Qué le aconsejarías a los estudiantes interesados en tu área?

Les diría que es muy gratificante trabajar en esta área. Creo que hay que buscar un trabajo que realmente nos guste, que sea compatible con nuestro proyecto de familia y nos brinde sentido. Trabajar en el área de la Comunicación Social tiene las mismas problemáticas de todos los trabajos, sumado a que el presupuesto casi siempre es limitado y se trabaja con muchos voluntarios. Sin embargo, al final del día, la causa te motiva a tratar de hacer tu trabajo cada vez mejor.