El velero escuela Capitán Miranda conjuga distintos aspectos de la vida marítima. En primer lugar, las relaciones internacionales que ayuda a crear y fortalecer. También las relaciones personales, a través del trato diario, la convivencia, la experiencia compartida y la lejanía del hogar.